Imprimir esta página

¿Los cuerpos de verano se fabrican en invierno?

Escrito por  12 May 2021

Me gustaría que reflexionaramos juntos sobre esta pregunta.

Se acercan los primeros rayos de sol y empezamos a ver los típicos anuncios en redes sociales, google e incluso en diarios de referencia y grandes cadenas de gimnasios:

 

“Prepara tu cuerpo para el verano ¡Ponte en forma!”

 

Hace tantos años que se usa este mensaje que es posible que ya no convenza a tanta gente. Por suerte, vamos avanzando y empezamos a tener las cosas un poquito más claras. Cada vez hay más personas que son conscientes de que ya no tiene sentido eso de “ponte tres meses a dieta y ejercicio (obsesivo)” y estarás lista para el verano. 

 

El nuevo slogan de verano

 

Así que para no perder público ha surgido un nuevo eslogan, una nueva frase, con gran aceptación y disfrazada de “salud” (Lo que la vuelve mucho más peligrosa).

 

¡Atención! La frase es: “LOS CUERPOS DE VERANO SE FABRICAN EN INVIERNO”

 

¿Por qué este nuevo eslogan es tan peligroso?

 

Esta frase, en principio, parece minimizar la agonía de la gente con prisas en los últimos meses. Puede parecer que nos quieren hablar de hábitos, de que no te entren las prisas, etc. Pero ¡NO! ¡Sigue siendo un argumento de venta! Y en este caso con un disfraz peligroso. Es como un lobo vestido de cordero, porque lo que está mal en este nuevo planteamiento es que:

 

¡Nos siguen vendiendo que EXISTE UN CUERPO DE VERANO!

 

El foco sigue estando en la importancia del afuera, en que tu cuerpo sea un escaparate para esos meses de verano. Siguen diciendo que existen unos cuerpos válidos y otros no. Y lo que existe, en nuestra realidad, es una diversidad de cuerpos en tamaños, formas, colores, etc. 

 

¿Un cuerpo para cada estación?

 

Un cuerpo no es algo estacional que nos acompaña o que es importante solo de junio a agosto. Tu cuerpo es importante todo el año. Lo necesitas para: nadar en la playa, bailar, conocer gente, disfrutar de tus amigos, hacer todas esas cosas que te gustan o te interesan, trabajar, jugar con tus hijos, caminar, correr, en definitiva ¡vivir!. Por eso no debes esperar al momento de mostrarlo un poco más para darle la importancia que merece. 

 

Nuestro cuerpo es más complejo de lo que imaginamos. Es importante saber que ciertos factores como la genética, patologías, composición corporal, antecedentes familiares, entorno actual de la persona, etc. son determinantes en cómo está tu cuerpo. 

 

Por eso es absurdo pensar que, si todos hacemos los mismos ejercicios el mismo período de tiempo y comemos lo mismo, ¡vamos a llegar iguales al verano!

 

¿Cómo saber si lo que me venden va a ser algo poco duradero?

 

  • Si suena a dieta milagro: Estas dietas siempre prometen adelgazar mucho en poco tiempo. Piénsalo al revés. Si en un mes engordaras 10 kilos, ¿Correrías al médico a ver qué puede estar pasando? Sí, ¿verdad? Pues en el caso contrario es igual de perjudicial. La mayor parte de estas dietas se basan, principalmente, en eliminar de la alimentación ciertos alimentos, lo cual en muchas ocasiones, acaba causando déficit de nutrientes, vitaminas e incluso de calorías. 

 

  • Comer pocas cantidades: Comer poco durante unos días o semanas, incluso meses, no es la solución para perder peso. El cuerpo entra en una especie de letargo metabólico que acabará con un efecto rebote indeseado. Lo que nos causará el bucle: Volver al punto de inicio, con algunos kilos más = mayor frustración. 

 

  • Programas de ejercicios extenuantes: Sudar más, tener agujetas insoportables, sentir el cuerpo agotado y dolorido no es señal de haber hecho un buen entreno ni que sea efectivo en la pérdida de peso. 

 

  • Productos que prometen “quemar grasa con la aplicación mensual”, “adelgazar durmiendo”, “adelgazar tomando batidos” etc. No existe ningún producto externo que pueda hacernos perder grasa. 

 

¿Peligros de querer forzar la máquina?

 

Son muchos los problemas de forzar a nuestro cuerpo para entrar en un “molde” que alguien, una vez, estableció como “el correcto para el verano”, y pueden llegar a ser muy graves:

 

  • Carencias nutricionales.
  • Desajustes metabólicos. 
  • Aislamiento social.
  • Osteoporosis.
  • Problemas de tiroides. 
  • Pérdida de masa muscular.
  • Bajo rendimiento físico e intelectual.
  • Entrar en una espiral obsesiva que puede desencadenar trastornos de alimentación (Anorexia, bulimia, trastorno por atracón, etc.) Y os aseguro, que este es el peor de los caminos porque su compañía es larga y muy dañina. 

 

Como veis es un precio demasiado caro para algo tan poco duradero. Y, créeme, aunque al principio parezca que no te pasa nada, tu cuerpo tiene memoria ¿vale la pena forzar tanto?

 

Entrénate para vivir mejor, no para encajar en un molde.

 

Es cierto que tu cuerpo necesita entrenarse, pero no para gustar. Necesita entrenarse para que puedas vivir mejor, para que puedas disfrutarte, celebrarte cada día. 

 

Entrena para conseguir un cuerpo que:

 

  • Sea funcional. Es decir que te permita realizar cualquier tipo de actividad física con normalidad. Que sea ágil, flexible, potente, resistente, que tenga equilibrio, coordinación, velocidad ¡Vamos! ¡Dale un montón de cualidades para poder disfrutarlo al máximo! 

 

  • Te sirva y ayude en la vida real, no sólo en la de verano. Para que el día que pierdas el autobús, puedas correr y llegar sin ahogarte. Para llevar las bolsas del supermercado y subirlas por las escaleras. Para jugar con tus hijos tirándote por el suelo o corriendo por la playa. Para salir de fiesta con tus amigos y bailar hasta que no puedas más. Para reírte alto y fuerte y no perder el ritmo de tu corazón. 

 

  • Puedas disfrutarlo tú, no los demás.

 

La importancia de educar en lugar de vender 

 

Es importante observar y entender todo aquello que nuestro cuerpo hace por nosotros. Pensar que si insistimos con el bombardeo del “cuerpo de veranola gente se motivará y se moverá más o que para la gente es importante ver los resultados exteriores para que se motiven, es tener pocas herramientas para seguir educando. 

 

¡NO, NO Y NO! No estoy de acuerdo con tratar a la gente como si fueran “tontos”. Creo que hay muchos profesionales maravillosos que pueden ayudarte a entender tu cuerpo y conseguir una mejor calidad de vida, tanto física como mental. Generar insatisfacción con nuestros cuerpos para potenciar un modelo de negocio, es pernicioso y cruel. 

 

¿Y si probamos a explicar la verdad? Se acabó el negocio de la vulnerabilidad.

La verdad requiere formación, tiempo, dedicación y no va acompañada de muchos tratamientos carísimos, cremas reductoras, batidos o soluciones mágicas que prometen milagros.

 

La verdad hace que la gente entienda y se preocupe por su salud. Es importante que una madre se preocupe por su suelo pélvico, por su diástasis abdominal ¡No por la forma que tiene su cuerpo! Es importante que un adolescente se preocupe por vivir nuevas experiencias ¡no por la forma de su cuerpo en verano! Es importante que una mujer en época de menopausia se preocupe por cuidar sus huesos, su musculatura ¡no de si su cuerpo adopta una forma que antes no tenía! 

 

La verdad hace a la gente sabia e independiente.

 

Así que hoy te voy a contar una verdad que te va a ayudar mucho más con tu cuerpo:

 

Los cuerpos sanos, los que te van a acompañar y servir para la vida, se cuidan todo el año. Nuestro cuerpo merece una atención más amplia y orientada a la salud.

¡Que no nos vendan la moto!

 

e-max.it: your social media marketing partner
Cristina Hurtado

Entrenadora personal y bailarina en varios centros de Barcelona.

Durante gran parte de mi adolescencia y juventud no me aceptaba, quería cambiar mi cuerpo. Por ello utilizaba el ejercicio físico como una manera de autocastigo por haber ingerido comida de más o por no estar como “se tenía que estar”.

Fui desarrollando una relación poco saludable con la comida. Mi cuerpo se había convertido en mi enemigo hasta que empecé a trabajar con él, no contra él. 

Después de muchos años utilizando mi cuerpo para bailar, actuar en escenarios y enseñar a actores a trabajar con su herramienta más valiosa, decidí dar un giro y acercar el trabajo corporal a todo el mundo.

Empecé a descubrir la maravillosa máquina que es nuestro cuerpo formándome de la mano de grandes profesionales. Descubrí que luchar por un abdomen duro, un culo bien puesto y respingón, el adelgaza rápido con estos ejercicios, las dietas milagrono era mi camino.  

Instagram: @crisfit.es

Web: www.crisfit.es