El camino de la recuperación

Escrito por  18 Sep 2018

Hoy quiero hablaros sobre el proceso de recuperación de un trastorno alimentario.

El tratamiento es un camino, a veces largo, muchas veces duro, pero que desde luego sí o sí, merece la pena recorrer.

 

Imagina un cruce de caminos. en una dirección todo recto se encuentra un pozo profundo y oscuro. En otra, muy muy lejos, con muchas subidas y bajadas, y tras salvar algún que otro obstáculo, se encuentran tus metas; la vida que quieres recuperar o la nueva vida que quieres construir.  Es normal que te sientas tentado/a a coger el camino fácil, pero es una trampa, la recompensa de elegir el camino difícil valdrá la pena, confía en mí.

 

Todas las personas que pasamos por un proceso de cambio atravesamos diferentes fases (Prochaska y DiClemente, 1982) que corresponderían a cada uno de los territorios, ¿me acompañas a conocer algunos de ellos?

 

Fases de cambio aplicadas a los trastornos alimentarios

 

PRECONTEMPLACIÓN

Esta fase es el pozo. Cuando estás ahí crees que estás bien. Todo el mundo te dice que está preocupado/a por ti, pero ahí te sientes seguro/a: “A mí no me pasa nada. Yo controlo” es lo que suena con más frecuencia en tu cabeza.

 

Si te encuentras ahí me gustaría decirte que lo que crees un refugio es en realidad una cárcel. La enfermedad te hace sentir una falsa sensación de seguridad, de control…que es sólo una ilusión. Poco a poco te va a ir robando todo lo demás; la libertad, la alegría, la capacidad de disfrutar, las ganas de vivir, la calma, el tiempo con los tuyos… si es que no te los ha robado ya.

 

CONTEMPLACIÓN

Un día consigues sacar la cabeza del pozo y te preguntas: “¿Tendrán razón?”, ese día empiezas a plantearte que quizá si tengas un problema. Por fin puedes empezar a ver los contras de instalarte en la enfermedad.

 

PREPARACIÓN PARA LA ACCIÓN

 ¿Te suena esto de "el lunes empiezo"? Pues más o menos así es esta fase. Justo en el cruce de caminos que describía al principio. Ya sabes que no quieres seguir enfermo/a pero aún no te sientes preparado/a para empezar el tratamiento. Muchas personas llegan en este punto a terapia: quieren curarse pero sienten muchísimo miedo a empezar los cambios.

 

Quieres avanzar hacia las metas pero ves ante tus ojos un bosque oscuro (como los de las películas de miedo), es el bosque de los miedos: miedo a perder el control de lo que como, miedo a subir de peso, miedo a confiar, miedo a sentir, miedo a no curarte, miedo a que me dejen de querer, miedo a crecer, miedo a afrontar tus problemas…

 

Mientras atraviesas el bosque no puedes verlo, desde ahí los miedos parecen absolutamente reales, pero cuando estés llegando al final del camino y mires hacia atrás comprobarás que no lo son. Ahora de momento, sólo continúa cruzándolo, a pesar del miedo. De la mano de tu familia, de tus amigos, de tus seres queridos y de tus terapeutas será algo menos difícil. 

 

Y resulta que esto puede complicarse un poquito más, si cabe. Porque entre los árboles de ese bosque, también hay piedras que pueden hacerte tropezar. Son las trampas de la enfermedad. Trampas como ocultar información a tus terapeutas o cumplir las pautas a medias. Es como si quisieras avanzar, pero con tus condiciones (que no son las tuyas, son las de la enfermedad en un último intento desesperado de perpetuarse). El problema de esta “estrategia” es que das pasos hacia delante y hacia atrás y al final no te mueves del sitio: te cansas y no te mueves. Si quieres pasar a la siguiente fase, mejor cierra los ojos, confía en tu equipo terapéutico y déjate guiar por ellos sin condiciones.

 

ACCIÓN. Cuando estás aquí en pleno recorrido, ya has tomado la decisión de avanzar hacia tus metas y la vida sin la enfermedad, cueste lo que cueste.

 

Estás en el punto de sincerarte con tus terapeutas, de afrontar miedos (verás como muchos de ellos se vuelven canijos cuando te vean delante y decido/a), de mirar con ojos compasivos a tu historia para poder reparar heridas y de hacer las paces con la comida y con tu cuerpo. Te vas a encontrar tramos del camino sencillos, algunos incluso cuesta abajo, otros realmente difíciles, pero tú estás decidido/a a hacer lo que haga falta con tal de dejar la enfermedad atrás.

 

Ideas útiles para mantenerte en acción 

 

Si en algún punto la cosa se pone difícil y te dan ganas de volver atrás, aquí tienes algunas ideas:

  • El tiempo que dedicas a la enfermedad es tiempo que robas a tu vida. Ese tiempo no se recupera, no le concedas ni un día más.
  • Ten presentes tus metas, todo aquello que te ilusiona o que quieres recuperar.
  • Volver al síntoma sólo te traerá un alivio temporal, después todo aquello de lo que huyes sigue ahí, esperando a que lo afrontes, lo soluciones, lo atiendas, lo cures…
  • Recuerda estrategias y herramientas que te han ayudado a llegar hasta dónde estás: vuelve a lo que te funciona.
  • Mira atrás y recuerda los peores momentos de la enfermedad. Cuando se desdibuja el final del camino, seguimos hacia delante para alejarnos de aquello a lo que no queremos volver.
  • No te creas el “no puedo”. Mejor cámbialo por “me va a costar”, “va a ser difícil”, “va a ser duro”. Imposible NO es, es en todo caso jodido, pero POSIBLE.
  • Pide ayuda, verbaliza a tus seres queridos y a tus terapeutas cómo te sientes para que puedan ayudarte.

 

El recorrido hasta la meta donde está el final de este camino puede llevarte años y es posible que se te haga largo a veces. Quizá la enfermedad te intente convencer de volver atrás o de dejártelo a medias con el argumento de que el tratamiento te hace perder el tiempo.

No es así.

Estás invirtiendo tiempo en ti, en tu recuperación…

Estás dedicando tiempo a construir una vida lejos de la pesadilla que el trastorno alimentario te ha hecho vivir.

¿Y acaso no merece ese proyecto la dedicación necesaria?

 

¡Nos vemos en el camino!

 

e-max.it: your social media marketing partner
Gema García Marco

Psicóloga General Sanitaria. Máster en Psicología Clínica y de la Salud.

Máster en Trastornos de la Conducta Alimentaria y Trastornos de Personalidad. Terapeuta EMDR. Formación Avanzada Terapia Familiar Sistémica.

Twitter: @gemapsico

Facebook: www.facebook.com/gema.garciamarco

Web: www.titca-trastornosalimentarios.com

Colaboradores

Adetaex